¿Azúcar Tóxica?

Un estudio concluyó que el azúcar agregada es “tóxica”

Científicos del departamento de pediatría de la Universidad de California, Estados Unidos, publicaron evidencias de que el azúcar es “tóxica”, según su propia definición. Demostraron que reducir el consumo de alimentos con azúcar agregada mejora los niveles de presión arterial, colesterol, y otros índices en solo nueve días.

El equipo fue liderado por el doctor Robert Lustig, quien hace años viene publicando libros e investigaciones sobre los efectos del azúcar en el cuerpo. El experto considera que logró generar la “mayor información de que el azúcar es tóxica, más allá de las calorías que consuma una persona y en forma independiente a su peso corporal”. El estudio se refiere al “azúcar agregada”, es decir, a los endulzantes extra que vienen incorporados en los productos alimenticios. No se refiere al azúcar que se encuentra naturalmente en, por ejemplo, las frutas.

Leé también: ¿Cómo reaccionaría tu cuerpo si abandonaras el azúcar y el alcohol?

El estudio fue publicado el martes en la revista científica Obesity. Consistió en analizar a 43 chicos hispánicos o afroamericanos, de entre 8 y 18 años de edad, con obesidad y uno o más síntomas del “síndrome metabólico” (como el exceso de grasa corporal, la hipertensión arterial y los niveles elevados de colesterol). Los científicos recolectaron detalles de su alimentación para saber cuántas calorías consumían a diario. Luego, diseñaron un menú de nueve días para cada niño y adolescente, que incluía la misma cantidad de calorías que ellos consumían normalmente, pero donde la mayor parte del azúcar agregada fue reemplazada por almidón.

Los chicos se pesaron todos los días, y si alguno adelgazaba, le daban más cantidad de alimentos, para que mantuviera el mismo peso corporal durante todo el estudio. Cabe destacar que no comieron mejor, sino que siguieron ingiriendo comida “chatarra” y procesada, como estaban acostumbrados. El único cambio fue la reducción en la cantidad de azúcar agregada. Por ejemplo: en lugar de yogur endulzado, los niños comieron bagels. En vez de pasteles, les dieron papas fritas.

El único cambio fue la reducción en la cantidad de azúcar agregada. Por ejemplo: en lugar de yogur endulzado, los niños comieron bagels. En vez de pasteles, les dieron papas fritas.

Leé también: Se disparan los casos de diabetes y los daños oculares que produce

“Todo mejoró”, le dijo Lustig a la revista Time. Algunos chicos dejaron de ser resistentes a la insulina, y pasaron a ser sensibles a ella. Hubo reducciones en la presión arterial diastólica y en los niveles de azúcar en sangre en ayunas. También bajaron los niveles de triglicéridos y el colesterol LDL.

Como algunos de los chicos habían perdido peso, Lustig los comparó con los que no habían adelgazado, y encontró mejoras similares en la salud de ambos grupos. Eso le ayudó a confirmar que el efecto que el azúcar tiene en el cuerpo va más allá de la relación con sus calorías y con el peso corporal.

Leé también: Por primera vez se conoce cuántas muertes causan las bebidas azucaradas en el mundo

Pero no todos están conformes con los resultados del estudio. Consultada por Time, la nutricionista Susan Roberts, de la Universidad Tufts, señaló: “Sabemos que una pérdida de peso y una dieta saludable causan buenos cambios metabólicos, y aunque este estudio intenta atribuir sus efectos a la baja en fructosa, de hecho, es imposible hacerlo debido al diseño del estudio”. Ella señala algunos errores metodológicos, como el hecho de que los chicos hayan auto- informado su dieta inicial, que a menudo puede ser inexacta.

Por su parte, al doctor Mark Corkins, del comité de nutrición de la Academia Americana de Pediatría, le preocupa que los resultados del estudio desvíen la atención de lo que él considera importante: que estamos comiendo más de lo que deberíamos. “El consumo de demasiadas calorías sigue siendo el principal problema”, aseguró el experto.

Recent Posts