Hace 30 años atrás, dejando mi carrera de Física Nuclear quedé atrapado por la necesidad de encontrar soluciones a la problemática de las lesiones deportivas que sufría frecuentemente. En una ocasión, una lesión de mi cadera derecha me aleja de los deportes con un mal pronostico de recuperación.

…conocí un grupo de Experimentados docentes en distintas especialidades de Medicina Biológica. Rápidamente comprendí que ese era mi destino

Mi formación científica no aceptaba que la única solución terminara siempre con largos períodos de rehabilitación (generalmente con resultados parciales) o con las temidas cirugías con las que además de correr el riesgo de complicaciones venía aparejada la perdida de actividad o la limitación. Fortuitamente conocí una persona que vacacionaba

en nuestro país quien fácilmente puso fin a mi padecimiento con unas sofisticadas manipulaciones. Tal fue mi sorpresa y el misterio de tal situación que decidí convertirme en discípulo de su extraña técnica.

Después de sus lógicas explicaciones sentí un fuerte deseo de especializarme en ella, por lo que viajé al exterior y así conocí “la Osteopatía”, una técnica inédita para la argentina de aquella época y con 2 años de capacitación me convertí en uno de los pioneros de estas técnicas manuales en mi país.

Al poco tiempo surgió en mí la necesidad de convertirme en médico e inicie mi peregrinación en estas lides. Me recibí y por 6 años participé en la docencia de medicina interna en el Hospital de Clínicas. Mientras transcurría mi formación una preocupación crecía día a día, los efectos adversos de los fármacos y el deterioro de los paciente de la tercera edad.

molecula_adn

Mi curiosidad e inquietud en la búsqueda de caminos alternativos rindió sus frutos y en un congreso internacional, conocí un grupo de Experimentados docentes en distintas especialidades de Medicina Biológica. Rápidamente comprendí que ese era mi destino. Me les pegué como estampilla y me perfeccioné con cada uno de ellos en Terapia Neural, Homotoxicología, Medicina Ortomolecular, Ozonoterapia, Medicina Celular, Inmunología Clínica, Biorresonancia, Nutrición Biológica, etc.

Con los años me he regocijado con una increíble y apasionante experiencia colmada de agradecimientos y satisfacciones profesionales. Esto me ha llevado a un desafío mayor, la difusión y formación de profesionales con quien compartir estas modernas y exitosas disciplinas.

Actualmente manejo la dirección de varios Centros Biológicos contando con 18 herramientas terapéuticas distintas y con un hermoso grupo de colegas y profesionales en distintas áreas de la salud unidos con una visión común, la búsqueda incansable de toda solución natural a los problemas que afectan la salud y puedan brindar una mejor calidad de vida y un digno aumento de longevidad.

Gracias a todos mis maestros, colaboradores y pacientes que han depositado en mí su confianza y permitido desarrollarme y crecer en la senda de este saber médico conservador alimentando día a día este maravilloso viaje sin retorno.