La Terapia celular es aportarle al organismo humano material biológico de alto poder vital, para estimular su reparación y revitalización.

Este método médico tiene por objetivo la mejoría o curación del paciente usando células sanas jóvenes (o sus fragmentos) obtenidas de animales especialmente elegidos según su afinidad con nuestros órganos y tejidos.En manos expertas, carece de contraindicaciones y efectos secundarios indeseables.

La Terapia celular no actúa como un fármaco en el organismo, sino que permite que éste reemplace sus partes afectadas, naturalmente, usando el implante del material sano.

Esta efectiva técnica fue desarrollada por el Dr. Paul Niehans, médico suizo, cirujano y fundador de la famosa clínica La Pairie en Suiza, en 1.931.

¿Cómo actúa la terapia celular?
Las células son la estructura básica de todos los órganos y tejidos de nuestro cuerpo. Para preservarse a lo largo de la vida, nuestro organismo posee mecanismos de auto replicación y auto reparación que, con el paso del tiempo, se van dañando.

A través de los implantes celulares podemos modificar y recomponer la información contenida en el ADN o cambiar el medio donde se nutre la célula, aumentando las moléculas específicas necesarias con tejido elegido sano obtenido de células con alta energía vital (por ejemplo: embriones).

Tipos de Terapia Celular
Existen varias formas de realizar terapia celular. Empleando el propio tejido del paciente (terapia celular autóloga) o empleando células de mamíferos seleccionados (implantes heterólogos).

En el primer caso, una serie de dificultades técnicas que involucran su obtención, manipulación y complejidad de aplicación la tornan muy costosa y poco accesible. Por el contrario, el empleo de implantes heterólogos ( de otras especies) lo acercan a la realidad cotidiana de la gente con un costo mucho menor.

molecula_adn

¿Cómo se realiza la terapia celular?
Los implantes heterológos se realizan mediante inyecciones intramusculares de células enteras de tejidos embrionarios elegidos sanos. También podemos trabajar utilizando células no enteras, en forma de hidrolizados y ultrafiltrados, inyectables, cremas o por vía oral (lisadoterapia).

¿Cómo se decide un tratamiento con terapia celular?
Los médicos especializados en esta disciplina basan sus elecciones en estudios modernos de biología molecular, genética, inmunología y biorresonancia.
Una vez hecho el diagnóstico de la situación del paciente se selecciona el método a emplear, que dependerá de la prioridad terapéutica y del tipo de alteración celular presente.

Elección del tipo de terapia celular
Las alteraciones celulares pueden presentarse a distintos niveles de profundidad. Puede haber compromiso intracelular, intranuclear o en la misma membrana y su entorno (matriz conectiva), siendo este último el escenario donde se desarrollarán los efectos del tejido implantado.
Con el propósito de garantizar el microambiente más adecuado para que la célula tenga un desarrollo óptimo y logre su máximo potencial de revitalización, conviene combinar con los aportes de la homotoxicología (para realizar una detoxificación que prevea el terreno mas apropiado) y la Terapia Ortomolecular para garantizar una generosa provisión de nutrientes.

A tener en cuenta

SITUACIONES EN QUE ESTÁ INDICADA LA TERAPIA CELULAR

  • Revitalización y rejuvenecimiento.
  • Estados de fatiga física y psíquica.
  • Insuficiencias glandulares (hipotiroidismo, climaterio, etc.).
  • Aumento del rendimiento deportivo.
  • Arteriosclerosis (cerebral, coronaria, periférica).
  • Disminución apreciable de las defensas (infecciones a repetición, síndromes de impregnación, etc.).
  • Degeneración articular, artrosis, reumatismos.
  • Recuperaciones post quirúrgicas.
  • Pérdida general de vitalidad.
  • Trastornos y alteraciones del crecimiento de los niños.

Galería de imágenes

0